lunes, 31 de mayo de 2010

Caso #paulette ¿Por que creo en la versión oficial?

Escribí esto hace varios días. No pensaba publicarlo para no armar mas polémica, pero debido a que la PGJEM arremete dentro del caso y publica todos sus hallazgos y pruebas, me parece de elemental honestidad exponer mi posición, máxime que ésta coincide con la de la procuraduría.


  1. Por lo inaudito del accidente. Si se tratara de un montaje, se me ocurren cientos de formas de hacerlo más creíble; incluyendo desde luego, la desaparición del cuerpo.
  2.  Porque dos procuradurías; la PGJDF y la PGR y una agencia gringa (FBI) coinciden en los resultados de las pruebas.
  3.  Porque nadie gana -y muchos pierden- con una muerte tan impensada.
  4. ¿Por qué no olía el cuerpo? Estoy seguro los forenses tienen mejores elementos que yo, pero por mi experiencia en el Discovery, sé que el volumen de grasa determina la descomposición de la piel y por lo tanto el olor. Por eso los niños tardan mucho más que los adultos. Paulette era muy menudita; casi pellejo y huesos. Además estaba bien envuelta en las cobijas.
  5. ¿Por qué no la encontraron los perros? Por que nadie mandó a los perros a buscar al cuarto. Por que en el caso de que los perros hayan entrado, éstos no son idiotas, y nobles ellos, asumen que los humanos tampoco. Para los perros la presencia de Paulette era tan evidente a su olfato como si ella estuviera tendida encima de la colcha: no había nada que buscar; ahí estaba. Además es muy probable que los perros no hubieran recibido la orden directa “buscar” en el lugar más impensado y solo fueron al cuarto a tomar olores de referencia.
  6. Tendieron varias veces la cama: ¿Cómo es posible que no la hayan encontrado? Por fondongas. Hasta ahora ninguna de las que tendió la cama ha declarado que retiró todas las cobijas dejando el colchón pelón.
  7. ¿Por qué no buscaron en el cuarto? La cama fue el primer lugar en que buscaron. Buscaron debajo, seguramente levantaron la cobija; buscaron en el armario. Durante los días siguientes se temía un secuestro o sustracción y se buscó hasta en un rancho en Veracruz. Solo cuando se descarta lo obvio se regresa al principio.
Tengo una reflexión final. Considero muy difícil que la PGJEM y todo el gobierno local pese a todos sus esfuerzos, logren eliminar las suspicacias de la gente, y su falta de credibilidad. La opinión pública siempre cuestionará sus conclusiones, y los causantes de ello son ellos mismos: lo ocasionaron con el manejo histrionico, descuidado, superficial y definitivamente criminal que hicieron del caso los primeros días.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo con estos puntos... estamos ante un tragico accidente en el cual no se trata de encontrar un culpable, queremos simplemente saber la verdad!!!