miércoles, 6 de octubre de 2010

¿Dijo o no dijo ayer Calderón que el peje es un "peligro para México"?

.

Fragmento de la entrevista concedida por el presidente Felipe Calderón a "Hoy por Hoy, 3ra emisión" de W Radio conducida por Salvador Camarena:

SALVADOR CAMARENA.- Dicen que Andrés Manuel López Obrador se está revitalizando, políticamente hablando. ¿Sique siendo un peligro para México?


FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA.- Pues ojalá y no, no sé, ojalá se... mira, la verdad él, como lo dije, me parece una persona que tiene muchos atributos, tiene sus defectos como cualquiera, creo que el mayor defecto que hizo un daño terrible a México con su campaña de terror y de odio antes y después de las elecciones, que el primer damnificado de eso fue él, pues por qué, porque la gente es sensata, hombre, y la gente tiene sentido común, a la gente no le gusta eso, le gusta a sus fanáticos, le gusta a un extremo superradical, le gusta a esta especie de feligresía del odio pero no le gusta al mexicano común que trabaja, lleva los niños a la escuela y quiere vivir en paz y tranquilidad, yo creo que en la medida en que corrija eso va a poder sacar a relucir los talentos que como cualquier persona tiene y ojalá que le vaya bien en eso.


Yo tuve la oportunidad de conocerlo y tratarlo muchos años, te lo había comentado alguna ocasión, y pude percatarme de eso pero la verdad es que el gran problema medular es la peligrosidad que implicó precisamente para los mexicanos.

¿Que es lo que le gusta del iPad al presidente de México?

Fragmento de la entrevista concedida por el presidente Felipe Calderón a "Hoy por Hoy, 3ra emisión" de W Radio, conducido por Salvador Camarena:

FELIPE CALDERÓN.- Prefiero... ¿Sabes qué es lo que no me gusta del Ipad? El teclado (...) A mí me gustan las teclas, yo aprendí mecanografía en la secundaria, para burla de muchos de mis compañeros, por cierto, pero me ha servido formidablemente. Yo llegué a la era de las computadoras siendo verdaderamente, modestia aparte, muy rápido (...) computadora. La verdad es que eso me facilita mucho.




SALVADOR CAMARENA.- Pero pues, bueno...

FELIPE CALDERÓN.- Hay teclados que se adaptan, ya de hecho ya tengo uno; pero la ventaja del Ipad es que uno lo puede trasladar de un lado a otro. ¿Sabes qué es me gusto mucho el Ipad? El google earth, que me permite ademàs, tiene un mecanismo de GPS, y se ve muy claro los mapas, sobre todo cuando voy en helicóptero, que todavía se capta señal, 3G es verdaderamente (...) fascinante.





(...) Como he recorrido todo el país, generalmente utilizo los GPS, tengo siempre un GPS conmigo; en cualquier lugar que aterrizo marco el lugar, pongo mi bandera, digamos, está plagado de banderas el país; pero ahora, además, viendo el mapa con nitidez y facilidad, eso es lo que me gusta del Ipad, fuera de eso prefiero, digamos, el blackberry y prefiero una laptop (...)

martes, 21 de septiembre de 2010

Lo que Apple no quiere que sepas

No soy muy dado a las teorías de la conspiración; como lo es mi amigo @lonjho pero de vez en cuando (Alguna vez en la vida de los hombres) nos suceden cosas que nos situan en medio de teorías conspirativas.

Me explico:

Interesado en los accesorios del iPad y navegando por ahí, me enteré que el accesorio llamado "Camera Connection Kit" recientemente lanzado por Apple, ofrecía lo que se llama un "USB Host", es decir, la posibilidad de conectarle un accesorio de almacenamiento USB pasivo como una unidad de memoria portátil, y desde luego cualquier tipo de cámara fotográfica que maneje este interfáz.

Pero muy poco después de haber salido al mercado tal artilugio, los entusiastas del iPad le encontraron varios usos no documentados. De entrada le conectaron un teclado y... voilá!! funcionó a la primera! y eso que los pícaros desarrolladores de Apple le pusieron una trampa caza-bobos: al primer instante que se conecta el teclado al adaptador USB aparece un mensaje emergente "The attached USB device is not supported"... "Dismiss"... fue solo cosa de darle "OK" al "Dismiss" y de repente al iPad fue completo: hagan de cuenta que era la edad media, y con el teclado el iPad fue la edad completa. (Dr. Cri Crí) .

Con este interesante conocimiento, pasaron un par de meses hasta que tuve el tiempo de ir a la tienda MAC de por aquí en el barrio y encontrar finalmente el accesorio "iPad Camera Connection Kit"; a un costo de $29 Dls en EU o $420 pesos en México (Se agregó el 15% de IVA) y fue más fácil que ir a comprar cigarros (Y eso que ya no fumo)

A estas alturas de mi escrito ya se habrán dado cuenta que lo escribo en un iPad, y -si- con un teclado USB externo. Es el cielo y la tierra! jejej se puede escribir muy bien rapidiísimo.

Poner el iPad como pantalla... y el teclado cerca, parece la computadora ideal: portátil, poderosa y bonita.

Llevo media hora redactando este post, y la baterìa del iPad (aún con teclado conectado) se ha disminuido en nada; lo cual indica que seguramente durará lo mismo. Buena noticia para los escritores que gsutan de viajra ligero; les hemos ahorrado más de 3 kilos de peso!!!

Resumen: el iPad más el "Camera Connection Kit!" hace un iPad más completo.. y todavia me faltaron varias opciones no documentadas!

Stay Tunned.




-- Desde Mi iPad

lunes, 31 de mayo de 2010

Caso #paulette ¿Por que creo en la versión oficial?

Escribí esto hace varios días. No pensaba publicarlo para no armar mas polémica, pero debido a que la PGJEM arremete dentro del caso y publica todos sus hallazgos y pruebas, me parece de elemental honestidad exponer mi posición, máxime que ésta coincide con la de la procuraduría.


  1. Por lo inaudito del accidente. Si se tratara de un montaje, se me ocurren cientos de formas de hacerlo más creíble; incluyendo desde luego, la desaparición del cuerpo.
  2.  Porque dos procuradurías; la PGJDF y la PGR y una agencia gringa (FBI) coinciden en los resultados de las pruebas.
  3.  Porque nadie gana -y muchos pierden- con una muerte tan impensada.
  4. ¿Por qué no olía el cuerpo? Estoy seguro los forenses tienen mejores elementos que yo, pero por mi experiencia en el Discovery, sé que el volumen de grasa determina la descomposición de la piel y por lo tanto el olor. Por eso los niños tardan mucho más que los adultos. Paulette era muy menudita; casi pellejo y huesos. Además estaba bien envuelta en las cobijas.
  5. ¿Por qué no la encontraron los perros? Por que nadie mandó a los perros a buscar al cuarto. Por que en el caso de que los perros hayan entrado, éstos no son idiotas, y nobles ellos, asumen que los humanos tampoco. Para los perros la presencia de Paulette era tan evidente a su olfato como si ella estuviera tendida encima de la colcha: no había nada que buscar; ahí estaba. Además es muy probable que los perros no hubieran recibido la orden directa “buscar” en el lugar más impensado y solo fueron al cuarto a tomar olores de referencia.
  6. Tendieron varias veces la cama: ¿Cómo es posible que no la hayan encontrado? Por fondongas. Hasta ahora ninguna de las que tendió la cama ha declarado que retiró todas las cobijas dejando el colchón pelón.
  7. ¿Por qué no buscaron en el cuarto? La cama fue el primer lugar en que buscaron. Buscaron debajo, seguramente levantaron la cobija; buscaron en el armario. Durante los días siguientes se temía un secuestro o sustracción y se buscó hasta en un rancho en Veracruz. Solo cuando se descarta lo obvio se regresa al principio.
Tengo una reflexión final. Considero muy difícil que la PGJEM y todo el gobierno local pese a todos sus esfuerzos, logren eliminar las suspicacias de la gente, y su falta de credibilidad. La opinión pública siempre cuestionará sus conclusiones, y los causantes de ello son ellos mismos: lo ocasionaron con el manejo histrionico, descuidado, superficial y definitivamente criminal que hicieron del caso los primeros días.

Marte Rojo

Hacía rato que no leía algo de ciencia ficción; y este último título del norteamericano Kim Stanley Robinson “Marte Rojo” (1992) me resultó por un lado muy interesante y por otro difícil de leer. Se trata de un buen burro de más de 500 páginas, cosa no extraña en el mundo de la CF, pero que te introduce en un ambiente de desolación, y en muchos aspectos de desesperanza, como solo podría sentirse estando posado sobre la parduzca, congelada y muerta superficie de Marte.

“Marte Rojo” trata de la conquista y colonización de Marte. -El mejor libro sobre tema jamás escrito, según Arthur C. Clarke- desde la llegada de los primeros colonizadores, hasta la primera debacle; partiendo del año 2026 hasta el año 2061. Como buena ciencia ficción, la obra es una fusión de visión futurista, pedagogía científica, y un escaparate de la historia de la tierra. A pesar de suceder todo lo narrado en Marte, lo que Stanley hace en realidad es reproducir algunos aspectos de la geopolítica histórica terrestre aplicados a la nueva realidad; es decir, los mismos errores históricos –y la misma esperanza- cometidos en el nuevo mundo.

La novela es pasmosa: desde la majestuosidad de la nave que lleva a “los primeros cien”, hasta el tendido de un cable de 36,000 kilómetros de largo entre la superficie del planeta rojo y un asteroide para fabricar un “asensor espacial” pasando por cataclismos planetarios profusamente descritos.

Pero aparte de lo “llamativo”, Marte Rojo es una historia de hombres y mujeres, con sus debilidades y visiones, su pensar tecnológico, humanístico, político e histórico. La historia de naciones, guerras y corporativos multinacionales que confluyen en el pequeño planeta con todo su poder y su ambición.  Marte Rojo concentra el punto de vista, la experiencia y testimonio de 8 de "los primeros cien" colonizadores, en ocho partes narradas  por cada uno de ellos.



A lo largo de los años de narrativa podemos atestiguar la pugna entre los conservacionistas y quienes desean transformar (“terraformar”) al planeta para hacerlo habitable; la búsqueda de nuevas formas de organización social, y la aplicación de adelantos científicos por ahora solo imaginados. ¿Cómo se reza mirando a La Meca desde Marte? ¿Qué posibilidades de sobrevivencia tendrían los gitanos en el planeta? Es el tipo de cosas que la novela revela. Agreguémosle a esto algo de intriga, aventura y amor, y tenemos una obra redonda.

La buena noticia después de terminar la novela, es que forma parte de una trilogía. Siguen “Marte Azul” y “Marte Verde”.

miércoles, 19 de mayo de 2010

El León de Judea

Este post relata un movimiento cultural y religioso originado en dos países muy distantes: Etiopía y Jamaica.

Ocurre que después de siglos de esclavitud colonial, donde naturales africanos eran enviados -muy en contra su voluntad y harto apretados, hay que decirlo- a las colonias de América especialmente Brasil, los estados americanos del sur y las islas del Caribe, subió al poder en un país de África en 1930, un gobernante inaudito: el primer emperador negro en la nación de Etiopía, una de las fuentes más abundantes de esclavos -e inmigración- al Caribe. "Señor de Señores" fue uno de los títulos con que Haile Selassie se coronó, y la noticia llegó como viento fresco de libertad a las colonias esclavizadas.

El Negus Nagast ze-'Ityopp'ya (Rey de Reyes de Etiopía) condujo a su país por casi medio siglo, y a través de la segunda guerra mundial, cuando fueron invadidos por los italianos. Apoyado por los ingleses, Selassie recupera el poder y defiende como león boca arriba su régimen contra múltiples intentos de golpes de estado hasta que pierde el último -obvio- alzamiento socialista en 1974 y muere al año siguiente.

Hasta aquí la historia de un gobernante africano más, pero ocurre que alrededor de su reinado y de forma insospechada se creó toda una mística cultural que perdura hasta nuestros días.

Veamos:

Poca influencia tenía la Etiopía del siglo XX en las paradisíacas colonias inglesas; -más tarde independizadas y convertidas en paradisíacas colonias vacacionales agringadas- pero la sola noticia de que un emperador negro tenía el poder en el país de origen, hizo volar la imaginación libertaria de decenas de miles de negros caribeños en 1930.

El emperador Haile Selassie I fue visto como un Mesías Negro, Cristo venido en su papel de Rey. Selassie era un cristiano copto, -o cristiano ortodoxo de oriente-; o sea muy conservador. Pero de alguna manera su creencia y el sincretismo religioso de Jamaica hizo que sus seguidores hablaran de Haile Selassie I como el último monarca de la dinastía salomónica sentado sobre el trono de Etiopía, de ahí que se cumplía una profecía escrita en Apocalipsis y otros libros de la biblia: "Rey de Reyes y Señor de Señores (Revelación 19:16), León Conquistador de la Tribu de Judah (Revelación 5:5) Elegido de Dios, Luz de este mundo, Regidor del Universo, Protector de toda la fe Humana, Alfa y Omega (Revelación 21:6), Raiz de David (Isaías 9:11, Hechos 2). Los etíopes y sus descendientes caribeños entonces, eran una tribu perdida de las 12 tribus de Israel.

Marcus Garvey, jamaicano luchador por la libertad del hombre negro, dijo: "Miren hacia el este, cuando el rey negro sea coronado, su liberación estará cerca". Marcus enseñaba que la gente de descendencia africana iba a encontrar la paz, la dignidad, la expresión personal y la libertad abrazando a Africa como su hogar ancestral, a pesar de vivir en otro lugar.

La verdad es que Selassie ni se las olía al principio; pero el movimiento religioso creado a raíz de su ascención al trono y la profecía cumplida, -una mezcla de tradición judeo-cristiana y un previo de la "teología de la liberación" caribeña- creció como la espuma en islas doblegadas por la esclavitud. El culto al "León de Judah" deificó a un gobernante que por aquellos años estaba bastante ocupado batallando con las guerrillas socialistas revolucionarias en su país.

Pero algo se enteró de seguro; por que en 1966 (yo tenía un añito) el Emprador Etíope Selassie se apersonó en visita oficial a Jamaica para ver que desmadre se había armado en su nombre. Se encontró con no menos de 30 líderes de esa alivianada religión que -entre otras cosas- promovía el uso de la Cannabis Indica (vulgo mota) para alcanzar estadíos de reflexión y libertad. Yo creo que se malviajó con tales muestras de devoción (o un mal churro), por que despreció la religión que habían inventado en su honor y propugnó por fundar la Iglesia Cristiana Copta Jamaicana, para erradicar las creencias en él como la reencarnación de Jeovah.

La verdad es que casi nadie lo peló. Los seguidores de su involuntaria religión seguían la fiesta con sus tambores y timbales de lata, dándose unos toques de "clase mundial" y creando uno de los géneros musicales más íntimos, cálidos, rítmicos y cachondos que se hayan escuchado sobre la faz de la tierra: el reggae.

Selassie siguió con sus broncas políticas, tal vez azorado por las hordas de greñudos mariguanos que en su honor bailaban toda la noche mecidos por las olas de las playas de Kingston, y como relaté, murió poco después de ser defenestrado.

Pero para la comunidad religiosa inspirada en él, nunca ha existido la muerte de Selassie. Para ellos simplemente ha desaparecido misteriosamente, aunque ya tendría alrededor de 118 años de edad.

El verdadero nombre de Selassie era Tafari Makonnen, y el cargo que ocupó antes de ser emperador etíope era el de ras (Lord) al igual que su padre. Se le llamaba entonces: Ras Tafari.

Sobra decir que este movimiento se llegó a conocer masivamente gracias al cantante jamaiquino de reggae Bob Marley, quien difundió el rastafarismo a nivel mundial hasta su muerte en 1981.


Epílogo

Cuando Etiopía fue invadida por las fuerzas de Mussolini en 1935, uno de los paises que condenó el hecho al abstenerse de votar una resolución en la entonces Asamblea de la Liga de Naciones fue México gobernado por Lázaro Cárdenas. Casi 20 años después el Emperador Haile Selassie I realiza una visita a nuestro país y se entrevista con el ex-presidente para agradecer su solidaridad. Con ese motivo se inaugura una plaza con el nombre de Etiopía en la colonia Narvarte de la Ciudad de México. Esta dio posteriormente nombre a la estación del metro de la línea 3 “Etiopía” (Y la desaparición de la plaza).


En Marzo de 2009 el gobierno del Distrito Federal decretó el cambio de nombre de la estación Etiopía, para ser ahora "Plaza de la transparencia". Desde luego que nadie se enteró, por lo que las protestas de la pequeña pero boyante y alivianada comunidad rastafari mexicana no fueron necesarias; todos seguimos conociendo ese lugar como el "Metro Etiopía"

Larga vida al León de Judea!

martes, 18 de mayo de 2010

La protesta de las papas

El tiránico administrador de aquella finca irlandesa estaba enojado. Las cosechas de papas habían sido malas el año anterior, y peores el siguiente. Malas cuentas iba a rendir a su amo el conde inglés de Erne cuando entregara las pocas ganancias. Presionó a los aparceros para que pagaran las mismas regalías por el uso de la tierra que en temporadas de bonanza. El resultado, los campesinos se enojaron y se le echaron encima. Se unieron, y entre todos no solo le dijeron que fuera a cobrarle impuestos injustos a su señora madre, sino que lo corrieron de aquellas tierras donde nunca se le volvió a ver.

¿El nombre del malogrado administrador? Charles Cunningham Boycott.

domingo, 2 de mayo de 2010

.... Donde la gente chilla y dice barbaridades

Leo en el "Reforma" de hoy la entrevista de un extraño personaje de nombre Alejando Cao de Benós, que funge como delegado especial del ministerio de exteriores de... El régimeJn comunista de Corea del Norte, a las ordenes directas de su vetusto dictador Kim Jong Il.

Cao de Benós hace una defensa de las "bondades" del régimen comunista dentro del cual -dice- todo mundo vive en calma a todos los niveles. "no existe la drogadicción, ni la prostitución, ni las revueltas, ni el divisionismo" Y claro que no, si manifestarse ho criticar al bienamado líder comunista te pondría en la carcel.

Orgulloso, el español advierte que el poder nuclear de Corea del Norte puede llegar a cualquier parte de Estados Unidos, por lo que se ha alcanzado un "equilibrio de paz".

De Benós concluye: "En Corea del Norte todos los ciudadanos son una gran familia y el gran líder Kim Il Sung es el padre. En Corea la gente no es como en los países latinos, cojmo España o Mexico, donde la gente chilla y dice barbaridades. Aquí se enseña a la gente a ser respetuosa.

Bueno, señor De Benós, haciendo berrinche pero eso sí con mucho respeto, le sugiero deje de decir barbaridades y váyase a tratar de engatuzar a la más vieja de su casa.

jueves, 4 de febrero de 2010

Ciudad Juárez: Lloremos a nuestros chavitos.

Una de las funciones más básicas del ser humano es la conservación de la vida. Es por ello que la muerte siempre representa un shock. A diferencia de lo que cacarean comentaristas y reporteros flojos, el mexicano sí le tiene miedo a la muerte; y le tiene un miedo cerval. Es por ello que ante cuaquier muerte, los mexicanos, en tanto que seres humanos vulnerables, buscamos justificar esa angustia que nos causa saber que ya no está el que antes estaba. "Se lo llevó Diosito"... "Ya había vivido todo lo que pudo vivir".. "Era un angelito demasiado bueno para este mundo..."

Cuanto menos morible resulta el muerto, más angustia o disonancia cognoscitiva nos causa: nos abruma mucho más la muerte de un niño que la de un viejito; nos angustia más el deceso de un bibliotecario que el de un piloto de pruebas. Nos causa más incomodidad saber de la muerte de un joven testigo inocente, que la de un maduro criminal armado.

La mejor forma de disipar esa angustia es sin duda a través de la descarga emocional. Especialistas aconsejan como parte del llamado duelo, que los deudos expresen su tristeza, su furia, su dolor por la ausencia del ser querido. Así lo hacen las familias, las viudas, los huérfanos.

A poco de recibir la noticia del deceso, un deudo reacciona a veces de manera irracional: risa histérica, actuación ilógica, y a veces la negación a través del silencio o de la ignorancia. Sólo cuando el deudo comienza a expresar emocionalmente el dolor de su pérdida, el proceso de duelo puede seguir, para llegar eventualmente a una cierta normalidad, que la tradición católica llama estúpidamente "resignación".

Pero ¿qué pasa con la sociedad mexicana? de entre nuestras muchas carencias, los mexicanos como grupo social somos muy poco capaces de descargar como colectividad estas presiones emocionales. Supongo nos gana lo machos.

Como a cualquier grupo humano nos sobrecoge, nos aterra, nos enfurece saber de la muerte de 15 chavitos inocentes que pudieron haber sido masacrados en cualquier casa de cualquier suburbio de cualquier ciudad del País.


La primera reacción de la sociedad representada por sus líderes de opinión fue la misma que la descrita para los deudos directos: la irracionalidad. Atribuir de inmediato la desgracia a la acción o inacción de las autoridades; atribuirlo al hecho de haber realizado la fiesta; a los horarios de los bares, a las amistades con que se juntaban. Querer creer que todos eran pandilleros; tachar al presidente y a todos los niveles de gobierno de asesinos, cuando nada de eso podría explicar por que dentro de todas las abominaciones de la raza se presenta un grupo de sub-humanos a disparar armas contra chavitos de la edad de los hijos de muchos de nosotros.

La triste y cruda realidad es que lo que mató a esos chavitos fueron las balas que salieron de las armas automáticas que dispararon varias personas. Y eso es difícilmente aceptable: queremos tener una explicación racional, cuando no la hay.

Han pasado varios días desde la desgracia de Ciudad Juárez, y no hemos sabido como sociedad aliviar la presión emocional. Las actitudes irracionales continúan. Se sigue tachando al presidente de asesino; no reconocemos que resulta evidente que si llegamos al punto en que un desgraciado dé la orden de disparar a chavitos a todas luces inocentes, y otros cinco o seis igualmente desgraciados la cumplan; algo tiene que estarnos pasando como sociedad; y no sólo es la acción o inacción del gobierno los causantes de la desgracia.

La irracionalidad se extiende. El gobierno federal se apresura a afirmar que la matanza se debió a "ajuste de cuentas entre bandas rivales". Las grandes televisoras nacionales ignoran en las primeras horas el hecho, dándo más énfasis a asuntos menos graves. Los reporteros locales callan por lo que ellos entienden por miedo. Los familiares de los muertos afirman a gritos al gobernador de Chihuahua que el único sospechoso capturado no puede ser culpable por que no se le encontraron armas; en las redes sociales se exige que el presidente cambie su residencia a esa fatídica colonia de Ciudad Juárez (Y de paso envíe a sus hijos a la Guardería ABC de Sonora). Reporteros preguntan a los diputados federales si van a donar parte de su sueldo a los deudos de la masacre. La policía ministrerial chihuahuense asalta los domicilios de los vecinos y se lleva a los jóvenes testigos sobrevivientes en calidad de "levantados" a declarar. En la ciudad de Saltillo, después de hechos parecidos aunque afortunadamente menos trágicos, se registra ausentismo del 60 o 70% en las escuelas al otro día.

Un herradero. ¿Por qué sucede esto?... Por que no podemos asimilar (y difícilmente podremos) que 15 chavitos de la edad de nuestros hijos mueran sin más causa que haber estado en el lugar y el tiempo de su infortunio.

Todos intervenimos en esta sinrazón, en esta reacción ilógica que procede del estupor, de la incredulidad, de la tristeza, de la furia de enfrentarnos con la muerte estúpida, la muerte injusta, la muerte impensable.

Deberá encontrarse y castigarse a los culpables, que los hay. Deberá confortarse y retribuirse a los deudos; que lo exigen. Deberemos trabajar como sociedad y gobierno para garantizar que nunca más vuelva a repetirse esta desgracia. Se los debemos a los chavitos muertos; nos lo debemos a nosotros, se lo debemos a nuestros hijos.

Pero no podemos acometer esas tareas si antes no lloramos, si no descargamos nuestra tristeza, nuestra furia. En este tema somos casi analfabetas. Pasan los días y los días y seguimos sin pasar de la etapa de la irracionalidad, haciendo estupideces, diciendo cada vez más tonterías, negando los hechos, acumulando cada vez más odio entre nosotros mismos.

Debemos aprender a llorar como sociedad. Los anglosajones tienen dos términos para los cuales no hay traducción directa al español, y que nos pueden ilustrar: "Grieve" y "Moan". El primero tiene algo que ver con el concepto de duelo, pero es un verbo, es como llorar, añorar, extrañar al que se fue. El segundo es la expresión física de lo primero; algo así como gemir, quejarse, algo que sale muy profundo de nuestras entrañas.

Llorar a nuestros muertos, cuando nuestros muertos duelen mucho, no es algo que nos puedan enseñar ni los políticos, ni los periodistas, ni los curas, ni mucho menos los autonombrados analistas. Es más bien cosa de mamás, de hijos, de escritores, de cantantes y de otros artistas. Prefiero un poema cortito a un reportaje de dos horas sobre la tragedia; tal vez una canción represente más lo que siento que un discurso presidencial en cadena nacional.

Lloremos pues, a nuestros chavitos, que ya luego habrá tiempo de vengarlos, y de garantizar a su memoria que esto no volverá a suceder.



.

domingo, 17 de enero de 2010

Se me acabó el gel



Hoy por la mañana noté que mi bote de gel ya se está acabando. Como diario me peino con este producto y soy del tipo ahorrativo (marro, dice mi esposa) de algún tiempo para acá adquiero este fijador de cabello en su presentación de un litro y de marcas libres. Me cuesta más caro un litro de jugo de arándano, que un litro de gel para el cabello.

Hoy –decía- noté que el bote se termina. Lo interesante de este descubrimiento (si es que puede haber algo de interesante en escribir sobre esto) es que me puse a pensar a dónde diablos se había ido tanto gel. A mi cabello, desde luego. De allí, a lo largo del día, pues a la atmósfera, en forma de humedad, que es el componente mayoritario en este producto. Las partes sólidas van depositándose imperceptiblemente como caspa química en la ropa, en el piso, en la calle mientras caminamos, como un sutil y casi romántico recuerdo de nuestro paso por la vida. Sólo el stress; el amor apasionado o los piojos aceleran este proceso. El resto termina en la almohada o en el regazo del amado o amada, y los residuos en el drenaje de la regadera. Discreto ciclo de vida de un pariente pobre del perfume.